El Pequeño Gran Milagro De La Vida.

peque total flickr-1

¿Qué puedo decir?, vengo de hacer una de las sesiones fotográficas más entrañables de mi vida, invitado por el padre, también fotógrafo (felicidades papá y mamá de la criatura, padres por segunda vez!!).

No quería dejar pasar la ocasión de hacer una fotografía al estilo de la gran Anne Geddes, fotógrafa que ya todos conoceréis y que es un género en si misma.

Por supuesto le he dado un toque surrealista alterando las proporciones de la mano del padre y del pequeño recién nacido, que no tiene más que 30 días en este mundo, y sin embargo es la prueba más tangible del increible milagro de la vida.

Un abrazo para esa familia que va creciendo!!

Luces Urbanas Que Escriben El Relato De Un Sueño: David Fuentefría.

Quiero pensar que sentir la responsabilidad de retratar a alguien y calar en su gusto estético, o como poco en sus preferencias artísticas, es un paso natural del proceso creativo. Este trabajo para el escritor, periodista y crítico de cine David Fuentefría ha sido un claro ejemplo de esa responsabilidad de la que os hablo. Ayudado por sus ya claras ideas sobre el concepto de las tomas, he querido emplazar mis luces en un entorno urbano moderno, teñido de una luz ocre que invade las horas mágicas del atardecer, con trazas de colores que eleven al observador hasta un ambiente sosegado y cálido, pero dinámico en sus líneas; algo acorde con la forma en que David ve el mundo en sus libros: Espacio y Libertad, Visto y comprobado, Desiderátum, 21 viajes a San Borondón (co- escrito con otros autores, entre ellos José Saramago). Aquí pues, mi visión de David Fuentefría.

Never A Machine

tubes code (1 of 1)

Título: Nunca Una Máquina

Si quiero puedo concentrarme en algo como si estuviera hecho de acero. Si quiero puedo no sentir para evitar el dolor. Si quiero puedo dar pasos de gigante para no sentir compasión de los pasos de tortuga. Si quiero puedo ser arrogantemente insensible.

Pero me enorgullezco de no querer.

Desiertos Enigmáticos

touareg fin

El Desierto Interior, por Manu Pombrol.

Existen dos tipos de fotografías: las que se hacen y las que se quedan en un ‘me gustaría hacer’. Lo bueno de las que se hacen es que los demás podemos verlas.

Esta es una fotografía que siempre había querido tener, y he estado probando tratamientos e iluminaciones nuevas para darle un toque diferente.

En esta ocasión el cuerpo me pedía una fotografía de tonos cálidos y estridentes, pero que al mismo tiempo transmitiera la serenidad que proponía el concepto: ‘El desierto interior’ dentro de todos nosotros; esa franja psicológica que nos define en los momentos clave de nuestra vida.

Siempre he alucinado pensando que hay seres humanos que viven en zonas del planeta en las que otros sencillemente moriríamos. Esa dureza me ha inspirado para trasladar esta imagen antropológica al mundo de las ideas, los sentimientos, los temores… elementos cotidianos de nuestro padecer existencial que van dejando huella en nosotros porque, sencillamente, fueron más fuertes.

Sobre El Surrealismo Fotográfico

Mind Never Rests

Mind Never Rests, por Manu Pombrol.

Ayer tuve el lujo de asistir a una de las mejores exposiciones que he visto jamás, se trata de PHOLK del fotógrafo británico Dave McKean. Aquellos que residan en Tenerife pueden visitarla en La Laguna, en el Estudio Artizar, en la Calle San Agustín, 63, precisamente en frente del Cabrera Pinto.

Hoy voy a dedicar este artículo al surrealismo fotográfico, porque ayer presencié una demostración demoledora del poder de la fotografía en la creación de imágenes que remueven los cimientos de la lógica y despiertan sensaciones adversas en el observador a través de ‘la corrupción’ de la realidad.

Disfruté  observando cómo Dave Mckean moldea los torsos de sus modelos, fundiendo texturas y materiales que se integran a la perfección de una forma que la mirada no encuentra otra opción que rendirse y aceptar lo ilógico por estético. El trabajo de este hombre de 46 años, ilustrador de comics y fotógrafo, me ha cautivado por su sencillez aparente, pero sé que  detrás de esas fotografías hay un procesamiento técnico muy elaborado. Coincidirán conmigo cuando visiten la galería.

Yo me he sentido desde un principio muy atraído por este ‘género fotográfico’. Entiendo que el surrealismo puede alcanzar su mayor cota de efecto cuando el observador es literalmente burlado… es en parte por esta razón por la que yo personalmente descarto la pintura como herramienta primera de su plasmación, porque la fotografía tiene el poder de otorgar un matiz ‘documental’, y esto es lo que desata las emociones y sensaciones más profundas.

Una Parte Importante De Toda Esta Historia.

Two Dreamers, One Dream: FUSIONfoto

Tras algunos meses de olvido y abandono del blog, retomo un poco la actividad con esta fotografía que de verdad es muy importante.

Somos Andrés Gutiérrez y yo en el puente de reciente fabricación que se encuentra en la autopista TF-5. LLevábamos ya unas cuantas semanas mirándolo y sabiendo que sería, tarde o temprano, uno de nuestros futuros escenarios. Una tarde, después de tomar un café y tratar mil cosas sobre FUSIONfoto, decidimos ir y verlo… por supuesto con la cámara  a cuestas. Tras explorarlo y exprimirlo con un gran angular se presentó la oportunidad de dejar que el 50mm f/1.4 hiciera de las suyas.

Bueno, ya que estábamos aprovechamos para hacernos algunas fotos juntos a modo de promoción; y ahí está esa fotografía que por primera vez nos reune en un encuadre como FUSIONfoto, después de 5 meses. La reflexión es que hemos estado volcados en hacer fotografías y casi no nos hemos parado a pensar en nuestra propia realidad de ‘equipo’.

Por eso cuando veo esta fotografía me tengo que poner serio y ser consciente de que algo se está moviendo, que hay mucho tiempo y trabajo por delante y que algún día, entre un millón de fotografías, esta será ‘la primera’.

Ritual

Me rondaba por la cabeza una fotografía que hablara de ritos, sin entrar en ninguno en concreto. Entonces recordé imágenes documentales sobre rituales festivos de diversas tribus aun hoy en día latentes. El factor casi común es la mirada de aquellos que escenifican en las representaciones la guerra o la caza. He querido expresar con la mirada de este ojo en cut out los comportamientos ancestrales del ser humano a través del lenguaje de la pintura facial, una demostración antigua del misticismo que ha rodeado a las costumbres de algunos pueblos y que tenía y tiene su máxima expresión en el hecho ritual.

El ser humano en su afán de civilización ha ido abandonando la ritualidad en sus creencias y ahogando el factor místico de las mismas por su inoperancia práctica. Creo que existe un punto de inflexión relativamente reciente en nuestra evolución, que bien puede dejar huella en el desarrollo de nuestras relaciones humanas.