Amania: El Mediometraje Del Año En España.

↑ Cartel oficial de ‘Amania’, mediometraje del Director canario Óscar Martínez. Diseño y fotografía de Manu Pombrol.

Óscar Martínez es un Director de los pies a la cabeza, y además es un gestor implacable. Tengo la suerte de poder decir que somos amigos, y un amigo que triunfa es dueño de mi admiración. Amania vió la luz el jueves 2 de diciembre por la noche, en los YelmoCines de Meridiano, en Tenerife: un estreno impecable del que guardaré un grato recuerdo toda la vida. Lo que se pudo ver en esa sesión es algo que usted no puede perderse si se le presenta la oportunidad, porque se trata de 54 minutos de verdadero entretenimiento, bañados en mucha emoción e intriga. A esta cinta le auguro muchos éxitos en certámenes y concursos. Y como estoy tan seguro de ello, quería ser el primero en afirmar que Amania es y será el mediometraje del año en España.

Gracias Óscar por confiar en mi para la creación del cartel de la película. Ha sido un placer verlo puesto en cartelera, una experiencia que no sé si se repetirá alguna vez, pero que gracias a ti ya puedo decir lo que se siente. ‘Fotografía’, mis queridos amigos… la Fotografía trae mucha felicidad.

↑ Un sueño hecho realidad, la película finalmente en cartelera. Dos años de larga post-producción debido al elevado número de planos con efectos especiales digitales.

↑ El director Óscar Martínez con la actriz principal, la gran Irene Álvarez.

↑ Óscar Martínez a la salida, sosteniendo una estatuilla obra del escultor (y hermano mio!) Miguel Pombrol, que el equipo de ‘Amania’ , formado por casi 100 personas, regaló al realizador canario en un emotivo acto que tuvo lugar tras la proyección de la película.

 

Luces Urbanas Que Escriben El Relato De Un Sueño: David Fuentefría.

Quiero pensar que sentir la responsabilidad de retratar a alguien y calar en su gusto estético, o como poco en sus preferencias artísticas, es un paso natural del proceso creativo. Este trabajo para el escritor, periodista y crítico de cine David Fuentefría ha sido un claro ejemplo de esa responsabilidad de la que os hablo. Ayudado por sus ya claras ideas sobre el concepto de las tomas, he querido emplazar mis luces en un entorno urbano moderno, teñido de una luz ocre que invade las horas mágicas del atardecer, con trazas de colores que eleven al observador hasta un ambiente sosegado y cálido, pero dinámico en sus líneas; algo acorde con la forma en que David ve el mundo en sus libros: Espacio y Libertad, Visto y comprobado, Desiderátum, 21 viajes a San Borondón (co- escrito con otros autores, entre ellos José Saramago). Aquí pues, mi visión de David Fuentefría.