Amania: El Mediometraje Del Año En España.

↑ Cartel oficial de ‘Amania’, mediometraje del Director canario Óscar Martínez. Diseño y fotografía de Manu Pombrol.

Óscar Martínez es un Director de los pies a la cabeza, y además es un gestor implacable. Tengo la suerte de poder decir que somos amigos, y un amigo que triunfa es dueño de mi admiración. Amania vió la luz el jueves 2 de diciembre por la noche, en los YelmoCines de Meridiano, en Tenerife: un estreno impecable del que guardaré un grato recuerdo toda la vida. Lo que se pudo ver en esa sesión es algo que usted no puede perderse si se le presenta la oportunidad, porque se trata de 54 minutos de verdadero entretenimiento, bañados en mucha emoción e intriga. A esta cinta le auguro muchos éxitos en certámenes y concursos. Y como estoy tan seguro de ello, quería ser el primero en afirmar que Amania es y será el mediometraje del año en España.

Gracias Óscar por confiar en mi para la creación del cartel de la película. Ha sido un placer verlo puesto en cartelera, una experiencia que no sé si se repetirá alguna vez, pero que gracias a ti ya puedo decir lo que se siente. ‘Fotografía’, mis queridos amigos… la Fotografía trae mucha felicidad.

↑ Un sueño hecho realidad, la película finalmente en cartelera. Dos años de larga post-producción debido al elevado número de planos con efectos especiales digitales.

↑ El director Óscar Martínez con la actriz principal, la gran Irene Álvarez.

↑ Óscar Martínez a la salida, sosteniendo una estatuilla obra del escultor (y hermano mio!) Miguel Pombrol, que el equipo de ‘Amania’ , formado por casi 100 personas, regaló al realizador canario en un emotivo acto que tuvo lugar tras la proyección de la película.

 

De La Idea Al Concepto.

Crystal Clear por Manu Pombrol, Mayo 2009

Podríamos decir que, como norma general, el proceso creativo no tiene una estructura delimitada, o mejor dicho ‘única’. Si nos preguntamos cuál fue el punto inicial del que parte la inspiración para una fotografía, una pintura o una escultura, la inmensa mayoría de las veces no podremos concretar. Podemos saber que todo partió de una idea, ¿pero qué la hizo posible?.

La forma en que las ideas brotan y producen la imagen de algo que antes nadie ha visto, es para mi, evidentemente, un misterio: un maravilloso misterio. Yo prefiero pensar que detrás de nuestra lógica mental, hay un proceso oculto donde se mezclan los conceptos. Un proceso realmente puro, libre y genuino. Si somos un poco observadores podemos seguir el rastro de una idea; intuir de dónde puede haber surgido, exactamente igual que hacemos al indagar la naturaleza del sueño que tuvimos anoche.

Creo que hay que exponerse conscientemente a las sensaciones, convertir nuestros sentidos en aspiradoras voraces de información, y confiar en que nuestro subconsciente haga su trabajo y nos sirva en bandeja una idea como materia prima para la elaboración posterior de un concepto, al que siempre le faltará el último ingrediente: la magia del arte acontece cuando la visión del artista se funde con la del observador y el concepto alcanza su plenitud, anidando en cada mente de forma diversa.

Sobre El Surrealismo Fotográfico

Mind Never Rests

Mind Never Rests, por Manu Pombrol.

Ayer tuve el lujo de asistir a una de las mejores exposiciones que he visto jamás, se trata de PHOLK del fotógrafo británico Dave McKean. Aquellos que residan en Tenerife pueden visitarla en La Laguna, en el Estudio Artizar, en la Calle San Agustín, 63, precisamente en frente del Cabrera Pinto.

Hoy voy a dedicar este artículo al surrealismo fotográfico, porque ayer presencié una demostración demoledora del poder de la fotografía en la creación de imágenes que remueven los cimientos de la lógica y despiertan sensaciones adversas en el observador a través de ‘la corrupción’ de la realidad.

Disfruté  observando cómo Dave Mckean moldea los torsos de sus modelos, fundiendo texturas y materiales que se integran a la perfección de una forma que la mirada no encuentra otra opción que rendirse y aceptar lo ilógico por estético. El trabajo de este hombre de 46 años, ilustrador de comics y fotógrafo, me ha cautivado por su sencillez aparente, pero sé que  detrás de esas fotografías hay un procesamiento técnico muy elaborado. Coincidirán conmigo cuando visiten la galería.

Yo me he sentido desde un principio muy atraído por este ‘género fotográfico’. Entiendo que el surrealismo puede alcanzar su mayor cota de efecto cuando el observador es literalmente burlado… es en parte por esta razón por la que yo personalmente descarto la pintura como herramienta primera de su plasmación, porque la fotografía tiene el poder de otorgar un matiz ‘documental’, y esto es lo que desata las emociones y sensaciones más profundas.